Foto: Carlos Andrés López Franco / @androfacto

Punk desde la monarquía española. La irreverencia de una leyenda atrajo miles de fans para escuchar el anarquismo decantado tras 30 años de esencia. Siniestro Total no tenía crestas, ni rompía guitarras contra el piso, y sin embargo pisó con bota de acero una noche llena de latidos con ansias de estallar.